5 bellas lecciones de la vida épica de Fátima az-Zahra (p)

0
177

El Profeta (SAWA) dijo: «Mi hija Fátima es la principal [Señora] de todas las mujeres del mundo«.

Fátima az-Zahra (SA) es descrita por el Santo Profeta Muhammad (PyB) como la mujer más grande de este mundo y del más allá. Fátima no es una figura común, desde su niñez hasta su martirio, trabajó arduamente para servir a Dios y a quienes la rodeaban. Esta publicación está dedicada a Fátima al Zahra y es un humilde esfuerzo por brindar información sobre ella.

1.- Apreciar a tus padres y tratarlos de la mejor manera.

«En verdad, Fátima (P)era llamada ‘Umm Abiha'». La madre de su padre. Fátima al Zahra es ampliamente conocida por la forma en que solía apreciar y tratar a su padre, el Profeta de Dios, de la mejor manera posible. Fátima cuidaría tan bien de su padre que él la llamaría «Umm Abiha», la madre de su padre. En muchas ocasiones, a una edad temprana, Fátima se preocupaba por su padre después de haber sido acosado o atacado por otros.

2.- Dar a los demás lo que amas para ti mismo e incluso cuando tú mismo puedas necesitarlo.
“Y a pesar de su amor por ello, dan comida a los necesitados, al huérfano y al cautivo, [diciendo] ‘Te alimentamos solo por la causa de Alláh. No queremos ninguna recompensa de su parte ni agradecimiento «. [Sagrado Corán 76: 8-9]. A lo largo de la vida de Fátima, ella pondría las necesidades de los demás antes que a sí misma. El versículo citado fue revelado cuando Fátima al Zahra e Imam Ali (AS) (algunas narraciones incluyen a su sirvienta Fidha, al Imam Hassan (P) y al Imam Hussain (P)) ayunaron durante tres días después de que Allah sanó a los Imames Hassan y Hussain de una enfermedad. Cada noche, alguien en necesidad llegaba a su puerta pidiendo comida y cada noche daban lo que tenían quedándose con hambre.

En otra ocasión, el día de la boda de Fátima, donó su vestido de novia a una mujer necesitada. Se dice que ella citó este versículo del Corán cuando se le preguntó por qué: «Nunca alcanzarás la piedad hasta que gastes lo que amas». [Sagrado Corán 3:92]

  1. 3.- Orar por el bienestar de los demás antes que por ti mismo.
    El Imam al Hassan (P) narra que escuchaba a su madre a altas horas de la noche orar por todos los hombres y mujeres creyentes sin orar por ella misma. Al preguntarle por qué, Fatima dijo «Oh hijo mío, el vecino primero y luego la casa…». Esta es una lección crucial para los que vivimos en el mundo moderno. Con el auge del individualismo, a veces podemos olvidarnos de cuidar de nuestros vecinos y miembros de la comunidad. Es esencial para nosotros seguir el mensaje de Fátima y orar por el bienestar de la Ummah musulmana.
  1. 4.- El valor de la maternidad.
    «Ellos son Fátima y su padre y su esposo y sus hijos«. Fátima az-Zahra es la madre de once imanes infalibles. Sin el papel de Fátima como madre, no hay conexión entre la Profecía y el Imamato. Como madre, la influencia de Fátima no se limitó a sus propios actos, sino también a los actos de los infalibles puros de su linaje. A veces nos olvidamos de valorar a las madres en nuestras vidas y, en una escala más amplia, a la comunidad. Especialmente en los últimos tiempos, se ha descubierto que a menudo se desprecia a las mujeres que son madres y que se quedan en casa, cuando en realidad están prestando uno de los mayores servicios a la sociedad.
  1. 5.- Defender la justicia en su comunidad.
    «Oh gente de entendimiento, partidarios de la fe y defensores del Islam, ¿cuál es [la causa de] esta negligencia en la defensa de mis derechos y laxitud ante la injusticia que se me está cometiendo?«

Poco después de la muerte del Santo Profeta, se anularon los derechos de herencia de Fátima az-Zahra. En respuesta, Fátima pronunció un famoso sermón condenando la injusticia. Esto no fue para su propio beneficio mundano, sino para defender la justicia y declarar sus derechos. Conociendo el ascetismo de Fátima, se entiende que a ella no le importaba esta herencia por su valor material. Sin embargo, ella todavía defendió sus derechos. Las lecciones de esta postura son fundamentales, ya que nos destacan que mantener la justicia es fundamental y nunca debe pasarse por alto.

En conclusión Fátima al Zahra (P) es un excelente modelo a seguir tanto para hombres como para mujeres.

Fuente: The Zahra Foundation | Traducción: Aaron P. Mourtada