Muere el padre del luchador ruso Khabib Nurmagomédov por complicaciones de coronavirus

0
332

Tras permanecer en reanimación debido a su delicada pero estable condición, los médicos informaron este viernes de su fallecimiento.

Abdulmanap Nurmagomédov, padre del luchador ruso Khabib Nurmagomédov, falleció este 3 de julio en un hospital de Moscú tras complicaciones derivadas de la enfermedad por coronavirus que lo aquejaba.

El entrenador de artes marciales mixtas, de 57 años, sufrió un ataque cardíaco después de ser diagnosticado con el virus. Esa condición requirió de una operación de emergencia, luego de la cual fue puesto en coma inducido. Tras permanecer en reanimación debido a su delicada pero estable condición, los médicos informaron este viernes de su fallecimiento.

La noticia fue confirmada por Ramzan Kadírov, líder de la República rusa de Chechenia y amigo cercano de la familia Nurmagomédov. «Me han llegado tristes noticias, amigos (…) En nombre de todo el pueblo checheno, mis sinceras condolencias a la familia de Abdulmanap. Nos dejó, dejando atrás un buen nombre y criando una digna generación», escribió el dirigente en su cuenta de Telegram, recoge la agencia TASS.

Abdulmanap Nurmagomédov contrajo covid-19 el pasado abril, encontrándose en su tierra natal, la república de Daguestán, en donde fue tratado en un hospital local por síntomas asociado a una neumonía y se negó a someterse a una prueba para la detección del virus. Cuando su condición empeoró, fue trasladado en un vuelo especial a un hospital militar de Moscú y allí dio positivo por coronavirus y posteriormente sufrió el ataque cardíaco que empeoró su estado. El 22 de junio, su hijo Khabib informó sobre el grave estado de su padre y su traslado a una unidad de reanimación por las «consecuencia» de la infección.

Abdulmanap Nurmagomédov fue fundamental en el desarrollo deportivo de Khabib. Como veterano y condecorado luchador de sambo (un deporte de origen soviético cuyo nombre es un acrónimo que significa ‘defensa personal sin armas’), entrenó a su hijo desde pequeño y durante toda su carrera en las artes marciales mixtas. Más tarde se convertiría en uno de los entrenadores más respetados de Daguestán y alcanzaría renombre internacional como especialista en esas disciplinas.